Ivanka Trump cierra su compañía de moda

Ivanka Trump ha decidido cerrar su empresa después de optar por seguir una carrera en política pública en lugar de regresar a su compañía de moda.

El negocio de ropa y accesorios de Trump ha estado operando con limitaciones para reducir posibles violaciones de las leyes de ética y las percepciones de que está sacando provecho de su papel en la Casa Blanca. Teniendo en cuenta esas restricciones, Ivanka, que se desempeña como asesora principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió que no tenía sentido mantener funcionando a la empresa si no iba a regresar después de la presidencia de su padre, dijeron a CNN dos personas con conocimiento de su proceso de toma de decisiones.

“Cuando comenzamos esta marca, nadie podía haber predicho el éxito que alcanzaríamos. Después de 17 meses en Washington, no sé cuándo volveré al negocio o si alguna vez lo haré, pero sí sé que mi enfoque para el futuro previsible será el trabajo que estoy haciendo aquí en Washington, por lo que tomar esta decisión ahora es el único resultado justo para mi equipo y socios”, dijo Ivanka Trump en un comunicado.

“Estoy más que agradecida por el trabajo de nuestro increíble equipo que ha inspirado a tantas mujeres, entre nosotras y a mí misma. Aunque no continuaremos nuestra misión juntas, sé que cada una de ellas prosperará en su próximo capítulo”.

Se espera que Ivanka se dirija al personal de su compañía el martes en Nueva York, según una fuente con conocimiento de su proceso de toma de decisiones. La misma fuente dijo que 18 personas se verán afectadas por el cierre de la empresa.

La noticia fue reportada primero por The Wall Street Journal y el New York Post.

Ivanka y su compañía han estado sumidas en la controversia desde que ella hizo campaña para que su padre vistiera los productos de Ivanka Trump durante entrevistas y discursos de alto perfil. Las críticas se intensificaron después de las elecciones, cuando Ivanka decidió ser consejera de su padre mientras también conservaba la propiedad de su marca epónima.

MIRA: Ivanka Trump registró siete nuevas marcas comerciales en China

Abigail Klem, la actual presidenta de la marca Ivanka Trump, dijo en un comunicado el martes que la medida “fue una decisión muy difícil para Ivanka”.

“Estamos increíblemente orgullosos de la marca que hemos creado y del contenido y producto que hemos desarrollado para nuestros clientes”, dijo Klem, y agregó: “Sé que esta fue una decisión muy difícil para Ivanka y estoy muy agradecida por la oportunidad de haber dirigido un equipo tan talentoso y comprometido”.

Los activistas tuvieron como objetivo las líneas de ropa, zapatos y joyas de Ivanka durante los comicios presidenciales de 2016 luego del lanzamiento de la ahora infame cinta “Access Hollywood” en la que se podía escuchar a su padre alardear sobre manosear a mujeres.

La línea volvió a ocupar los titulares no mucho después de la toma de posesión de Trump, cuando Nordstrom anunció que iba a retirar la marca de sus tiendas, citando su desempeño. Eso provocó un ataque del propio Trump: el presidente tuiteó que su hija había sido “tratada de manera muy injusta” por la cadena de tiendas.

MIRA: Lo que la sonrisa de Ivanka Trump no puede esconder

Después del ataque del presidente a Nordstrom, la asesora de Trump Kellyanne Conway le dijo al público estadounidense que “fuera a comprar las cosas de Ivanka” durante una entrevista en “Fox & Friends”. El respaldo al aire provocó una reacción bipartidista con los legisladores de ambos lados del pasillo pidiendo una revisión de si los comentarios violaban las reglas del Gobierno.

El grupo de vigilancia del Gobierno Citizens for Responsibility and Ethics, en Washington, calificó las noticias como “un paso notable en la dirección correcta”, pero agregó que “llega demasiado tarde”.

“Si bien este es un paso notable en la dirección correcta, es un proceso pequeño que llega demasiado tarde”, dijo Noah Bookbinder, director ejecutivo del grupo, en un comunicado.

“Los problemas de ética que surgen de su propiedad de la marca Ivanka Trump también surgen de su participación en la Organización Trump, y aún surgen más problemas por la propiedad de su padre de ese negocio. Si la familia Trump realmente se preocupaba por la ética, se desharían plenamente de esos activos, algo que deberían haber hecho antes de ingresar a la Casa Blanca”, agregó.

Deja un comentario

*