El hombre que más sabe de las finanzas de Trump tendrá que declarar en la investigación al exabogado del presidente, según WSJ

El jefe de finanzas de la Organización Trump, Allen Weisselberg, ha sido llamado a declarar ante un gran jurado que lleva el caso de presuntos delitos cometidos por Michael Cohen, el hasta hace poco abogado personal del presidente Donald Trump, de acuerdo con el diario The Wall Street Journal.

Weisselberg es citado como testigo en el caso que investiga la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, indica el diario especializado en finanzas citando a “personas familiarizadas con la investigación”.

En la publicación no se especifica la fecha de la citación, ni si Weisselberg ya ha comparecido, ni tampoco el tipo de preguntas que los fiscales quieren hacerle.

La fiscalía no dio declaraciones sobre el caso al diario, mientras que los portavoces de la organización no respondieron sus solicitudes, indica el texto.

La investigación a Cohen no está vinculada con el llamado ‘ Rusiagate‘, sobre la supuesta conexión entre la campaña republicana y operarios rusos. Aunque cayó en el radar de la fiscalía durante las pesquisas del equipo del fiscal especial Robert Mueller, quienes lo remitieron a la fiscalía de Nueva York.

Weisselberg es el jefe de finanzas de la Organización Trump, la corporación del presidente que, desde que llegó a la Casa Blanca, ha dejado en manos de sus hijos. Empezó a trabajar en los negocios de la familia en los años 80, cuando eran controlados por el padre del actual presidente, Fred Trump.

En su actual cargo reportaba directamente a Trump, hasta que este estuvo al frente de su imperio, y según dijo una fuente a CNN “conoce donde están enterrados los esqueletos”. Incluso habría estado encargado durante varios años de preparar las declaraciones de impuestos del magnate, una pieza de información que muchos quisieran conocer, pero que Trump se ha negado a presentar.

En el audio de una conversación con Trump que Cohen grabó secretamente en septiembre de 2016 y que fue publicado esta semana se escucha al abogado referirse al jefe de finanzas como alguien que sabe de la intención de pagar por la historia de McDougall, que había sido comprada por American Media, propietaria del diario sensacionalista The National Inquirer.

“He hablado con Allen Weisselberg sobre cómo organizarlo todo”, se escucha decir a Cohen, quien explicaba a su cliente que debía establecerse una compañía para canalizar el pago. Al final ese pago no se hizo, pero la historia tampoco salió a la luz porque The National Inquirer compró los derechos con la intención de enterrarla (una práctica que se conoce en el ambiente periodístico como catch and kill)

El año pasado, Weisselberg hizo los arreglos para que la Organización Trump reembolsara a Cohen los 130,000 dólares que pagó en octubre de 2016, a semanas de las presidenciales a Stormy Daniels por su historia, aunque el jefe financiero no habría estado al tanto de la naturaleza del acuerdo cuando estableció un pago semanal de 35,000 dólares al abogado.

Deja un comentario

*