La entrega de asistencia federal para la isla ha sido muy lenta

Las asignaciones federales prometidas a Puerto Rico para mitigar la devastación causada por el huracán María suman alrededor de $41,000 millones, pero las autoridades estiman que menos de una cuarta parte de esos fondos –la zapata de la reconstrucción– ha sido desembolsada en la isla.

No obstante, el gobierno de Puerto Rico ha calculado que, en realidad, el total de la ayuda que se necesita para concretar la reconstrucción es de sobre $100,000 millones.

Después de la lenta e ineficiente respuesta federal inicial, portavoces del gobierno de Puerto Rico han reconocido un retraso significativo en la entrega de una parte importante de la asistencia, lo que atribuyen a que la isla es tratada como una jurisdicción de alto riesgo en el manejo de fondos federales.

Hasta este fin de semana, el gobierno electo –tampoco la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico– no podía proveer números concretos sobre los desembolsos que han entrado el erario.

Según los datos ofrecidos por los gobiernos de EE.UU. y Puerto Rico, El Nuevo Día ha podido detallar los desembolsos de unos $7,640 millones a entidades del gobierno, empresas y familias de Puerto Rico.

Por lo menos, los desembolsos de Medicaid y los otorgados a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para pagar a sus contratistas por la reparación del sistema eléctrico deben estar subestimados, pues el gobierno no los actualiza desde el 8 de agosto y el 30 de junio, respectivamente.

El director de la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción (OCRR), Omar Marrero, considera que los desembolsos a entidades e individuos en la isla pueden alcanzar los $10,000 millones, principalmente por medio de los fondos tradicionales para atender desastres que provee la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

“El proceso de reembolsos ha sido un dolor de cabeza, particularmente cuando FEMA nos ha impuesto unos requisitos como si fuéramos una jurisdicción de riesgo, sin habernos declarado una”, indicó Marrero en una entrevista.

Deja un comentario

*