SM el Rey participa en París en la ceremonia internacional de conmemoración del centenario del Armisticio

Su Majestad el Rey Mohammed VI, acompañado por SAR el Príncipe Heredero Moulay El Hassan, participó, hoy domingo en París, en la ceremonia internacional de conmemoración del centenario del Armisticio del 11 de noviembre de 1918.

La participación del Soberano en esta ceremonia, por invitación del presidente francés, Emmanuel Macron, testimonia la amistad que ligan a Marruecos y Francia desde varios siglos y un homenaje a los valientes soldados marroquíes que habían combatido por los ideales de libertad y de paz durante la primera guerra mundial.

Se trata igualmente de un mensaje fuerte a la comunidad internacional sobre el compromiso del Reino con la paz y la estabilidad en el mundo, y su acción permanente por la promoción del multilateralismo y la defensa de los valores universales de democracia, libertad e igualdad.

Esta ceremonia, que tuvo lugar en el Arco de Triunfo, comenzó con el saludo a los abanderados, la revista de las tropas y los nombres de los soldados muertos por Francia, la interpretación de la “sonnerie aux morts”, en preludio de un minuto de silencio, luego la interpretación de “La Marsellesa” por el Coro del ejército francés.

Después, el presidente francés, Emmanuel Macron pronunció un discurso en el cual llamó a que “la fraternidad nos lleve al único combate que merece la pena, el combate de la paz, de un modelo mejor”, saludando al mismo tiempo la amistad entre los pueblos.

Tras haber subrayado que la lección de la Gran Guerra no puede ser la del rencor hacia los otros, el jefe del Estado francés lamentó que los demonios antiguos resurgen.

“La historia amenaza a veces con reanudar su curso trágico y comprometer nuestra esperanza de paz. Juremos que colocaremos la paz por encima de todo”, abogó.

Llamó a sus interlocutores a “rechazar la fascinación por el repliegue, la violencia y la dominación”, que sería un error por las generaciones futuras.

La ceremonia continuó con la interpretación por la Orquesta de Jóvenes de la Unión Europea de la obra musical “Boléro” del compositor francés Maurice Ravel, luego el reavivamiento por el presidente francés de la llama y el depósito de un ramo de flores sobre la tumba del soldado desconocido. Después se interpretó la “Sonnerie aux Morts» y se guardó un minuto de silencio, interrumpido por el toque de clarín del “Alto el Fuego”.

Varios jefes de Estado y de Gobierno de los países beligerante de la Gran Guerra, representantes de instituciones europeas, de la Organización de las Naciones Unidas y de otras organizaciones internacionales fueron invitados a esta ceremonia que será seguida por el Foro de París sobre la Paz, destinado a reafirmar la importancia del multilateralismo y de la acción colectiva para construir el futuro de la humanidad en la paz.

(MAP)

Deja un comentario

*