El Polisario, un grupo marxista, vinculado al terrorismo regional.

En un momento en que la comunidad internacional está trabajando para extinguir los focos de tensión y restaurar la paz y la seguridad, el Polisario continúa representando una seria amenaza para la estabilidad en el norte de África y el Sahel.
El Polisario es un grupo marxista vinculado al terrorismo regional, informa The Wall Street Journal en su entrega del domingo.
En este artículo, el artículo discute el tema del tema del Sahara, el periodista Dion Nissenbaum discute la génesis de este movimiento separatista de obediencia marxista y las amenazas planteadas por la no solución del tema del Sahara para la paz y la estabilidad.
La situación de seguridad en la región hace que el conflicto sea una emergencia para resolver, recuerda el diario estadounidense.
Esta realidad es ampliamente aceptada por los formuladores de políticas estadounidenses. La administración del presidente Donald Trump, que está en varios frentes para enfrentar la amenaza terrorista, está atenta a la situación en la región del Sahara y el Sahel.
Consciente de los peligros que representa el Rasd fantasmal, la Casa Blanca está determinada por las Naciones Unidas, pero según las Naciones Unidas, las Naciones Unidas son la opción más segura y barata para obtener resultados. en un resultado consensuado.
Los Estados Unidos “son claros, no apoyarán un plan que conduzca a la creación de un nuevo estado africano”, señala la prestigiosa publicación.
“Un nuevo estado en África en realidad puede ser menos seguro, si intenta establecer un nuevo país, podría crear un área que instigue y grupos como ISIS podrían aprovechar un refugio”, dijo el periodista en un video que acompaña su análisis, señalando que Washington y Rabat comparten la misma posición en este aspecto.
Citando a funcionarios occidentales y marroquíes, el autor asegura que Estados Unidos está apoyando a Marruecos en privado sobre el tema del Sahara.
Para Estados Unidos, la independencia no es una opción para resolver la disputa sobre el Sahara marroquí, dice el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Deja un comentario

*